Incluir el alquiler que cobras en la renta es obligatorio y aunque muchos propietarios piensen que deberán pagar mucho por los rendimientos a Hacienda, te vamos a explicar de una manera muy sencilla lo que deberás pagar, seguro que después de leer el artículo llegas a la conclusión de que es mucho menos de lo que pensabas y no merece la pena arriesgarse. Si Hacienda detecta que no has tributado por el alquiler de una vivienda arrendada te impondrá una sanción ( y todos sabemos cómo son las sanciones de Hacienda…)

Como arrendador de un piso vas a cobrar un dinero al que puedes restar una serie de gastos que os detallaremos más adelante, sobre esta cifra aplicarás una reducción del 60% siempre que el piso esté alquilado como vivienda (si es un alquiler para uso de negocio NO). El resultado final deberá ir en la base imponible general, así que el porcentaje a pagar en la renta también dependerá del resto de tus ingresos.

 

GASTOS QUE PUEDES DESGRAVAR DEL ALQUILER

Como te hemos comentado al principio deberás tributar a Hacienda por los rendimientos netos del alquiler, es decir, los ingresos menos los gastos deducibles, te detallamos los gastos:

1.- Intereses de la hipoteca

2.- Gastos de conservación y reparación

3.- Impuestos que pagas ( IBI, tasas….)

4.- Gastos de comunidad (también se incluyen derramas)

5.-  Seguro del hogar

6.- Gastos relativos a la formalización del contrato de arrendamiento (inmobiliaria)

 

CUANTOS IMPUESTOS SE PAGAN POR ALQUILAR UNA VIVIENDA

Te dejamos una tabla para que veas los tramos según tus ingresos y los tipos a aplicar

Tramos IRPF 2021                                                                Tipos a aplicar

Desde 0 hasta 12.450€                                                          19%

De 12.450€ a 20.200€                                                          24%

De 20.200€ a 35.200€                                                         30%

De 35.200€ a 60.000€                                                         37%

De 60.000€ a 300.000€                                                      45%

Más de 300.000€                                                                  47%

 

EJEMPLO:

Te dejamos un ejemplo, María tiene un piso alquilado en 500 €/mes, los ingresos anuales ascienden a 6000 euros , los gastos que le ha ocasionado el piso ascienden a 2180, la ganancia neta de María por el alquiler asciende a 3820 €.

Sobre esa cantidad María aplicará una reducción del 60% con lo que la cantidad quedaría en 1.528 euros. Esta cantidad será la que tenga que sumar en su base imponible general.

 

Esperamos que este artículo os ayude y recuerda, si no quieres poner en riesgo tu propiedad y deseas que tu futuro inquilino lo mantenga en buen estado de conservación además de pagar la renta a tiempo, en Inmosantander contamos con un departamento especializado en arrendamiento de inmuebles que te asesoran en todo el proceso.